Cachaça: marcas

Caipirinha
Sagatiba Preciosa
Pudiendo alcanzar una graduación alcohólica de unos 50 grados, contando con un mínimo de 37 o 38, la cachaça es la bebida por excelencia de y en Brasil, donde se consume por lo general sola, también pudiendo mezclarla, disfrutando de un sabroso cóctel. El cóctel más conocido elaborado con cachaça es la caipirinha (para su elaboración utilizaremos como principal ingrediente a la cachaça, mezclándola con lima o limón, hielo bien picado y azúcar). Al igual que muchas bebidas, la cachaça tiene una asociación musical, un tanto melancólica, alejada de la samba, siendo el “choro” la música tradicional brasileña su mejor asociado.

Según sea el método de elaboración elegido, podemos establecer una doble clasificación en cuanto a las modalidades de cachaça existentes:
  • La artesanal: donde numerosísimos productores (de pequeña dimensión) de cachaça la elaboran utilizando para ello harina de maíz, y la destilación en alambiques para el proceso productivo. La elaboración se deja envejecer para mejorar la calidad final del producto.

  • La industrial: son productores de una dimensión mayor quienes utilizan este método de elaboración, donde se destila el producto y se destina hacia plantas de embotellado, contando con un nulo proceso de envejecimiento.

Diferentes marcas son las predominantes en el mercado, sirviéndonos como ejemplo de las más conocidas las siguientes:
  • Sagatiba Preciosa: se puede considerar a esta cachaça como una de las mejores del mundo, dado su precio (alrededor de tres mil euros), y tiempo de destilación (siendo su destilación en 1982). Sólo apta para coleccionistas o para paladares acordes con el bolsillo del comprador.

  • Cachaça Mangaroca: ejemplo de una buena cachaça con destilación en Brasil y con embotellado en Europa.

  • Otras marcas de cachaça como son: Pitú (de Pernambuco), Velho Barreiro (de Sao Paulo), Três Muínho (de Minas Gerais), Coqueiro (de Río de Janeiro), Ypioca (de Ceará), etc…